Plataformas de pagos: Historia de una elección

Hace unos meses nos vimos en la tesitura de tener que elegir una plataforma de pagos para uno de nuestros proyectos y creemos que este artículo puede ahorrar tiempo a desarrolladores que tengan que elegir una plataforma a integrar. A la hora de integrar pagos a través de una plataforma online, ya sea una web o aplicación móvil se nos presentan varias opciones, todas válidas con sus pros y sus contras.
En nuestro caso el objetivo era la selección de un servicio de pagos online para su integración en una aplicación móvil y que fuera compatible tanto para Android como iOs, que no tuviera unas comisiones exageradas y que admitiese tanto pago mediante tarjeta como PayPal.

Primera opción analizada, Pasarela de Pago. Sistema tradicional equivalente a un Terminal Punto de Venta (TPV) que veríamos en cualquier tienda física tradicional, para pagar con una tarjeta de crédito/débito.
Lo descartamos rápidamente, no era el sistema que mejor se adaptaba a nuestras necesidades, aplican fuertes comisiones (del orden del 4% al 6% por venta), punto esencial a evitar en nuestro objetivo.

Segunda opción analizada, PayPal. Servicio de pagos online por excelencia, usado en múltiples comercios electrónicos y en el que, en un principio, pensábamos que iba a tener un mejor soporte, como es PayPal.
Como punto de partida, PayPal si dispone de APIs para integración con plataformas móviles con lo que se adaptaba perfectamente y las comisiones aplicadas a los pagos con tarjeta de crédito y débito son del 1,9% + 0,30€, algo más contenido. Por lo que comenzamos a integrar las apps con sus APIs. Dispone de sandbox para pruebas en desarrollo y la integración con sus ejemplos fue sencilla.
Supuestamente la API nativa para PayPal ofrece soporte tanto para pagos a través del propio PayPal como con tarjeta de crédito/débito. Cuál fue nuestra sorpresa cuando al realizar pagos con tarjetas de crédito reales éstos no se procesaban correctamente. Después de mucho investigar, pudimos apreciar que en la información de su propia API, en un apartado que pasa desapercibido completamente, comentan que esta API esta obsoleta para pagos con tarjeta de crédito y te ofrecen la posibilidad de realizar esto con una nueva API de una empresa afiliada suya, Braintree.

2d2628-captura-de-pantalla-2016-11-09-a-la-s-6.16.46-p.m.-650_1200
Tercera opción analizada, Braintree. Nos entraron dudas, pero al ser PayPal la empresa que se encontraba detrás de todo, decidimos continuar con la integración de esta nueva API de Braintree. Las comisiones seguían siendo las mismas y disponía de APIs para iOs y Android con lo que se ajustaba a nuestros requisitos. Avanzamos en su integración y todo funcionó correctamente en el entorno de pruebas. El problema vino a la hora de lidiar con el departamento de aceptación (Braintree Aplication Review – EMEA Sales) para que aceptase los servicios ofrecidos a través de la app.
Braintree nos remitió varios (demasiados) correos y formularios en los que se nos pedía información del tipo de servicio que ofrecíamos, el volumen de ventas, el precio de los artículos/servicios, etc. Hasta ahí de acuerdo, pero de alguna manera, este proceso podría realizarse a través de un cuestionario sencillo y que su respuesta fuese concisa y en un corto plazo de tiempo.
Después de varios correos y más de una semana, nos respondieron que los servicios ofrecidos por nuestra app no se ajustaban a sus requisitos y que no sería posible la integración con Braintree. No fue fácil de digerir ni por nosotros ni por el cliente, pero nos vimos en la obligación de buscar una alternativa.

Cuarta opción analizada, Stripe. Plataforma utilizada por empresas como Adidas, UnderArmour, KickStarter, Facebook, Twitter… Esta plataforma ofrece APIs tanto para iOs como para Android, además de una sencilla integración con el servidor . Sus comisiones son elevadas, pero dentro de los requisitos del cliente (2,9% + 0,30$).
En este caso, la creación de la cuenta en su servicio y la aceptación de los servicios fueron de lo más cómodos a través de sencillos formularios y no se demoró más de 2 días. La integración con sus APIs también fue muy sencilla.

Finalmente nos quedamos con Stripe para pagos mediante tarjeta de crédito, complementándolo con la antigua API de PayPal para pagos con PayPal ya que era requisito del cliente.
Aquí concluye nuestra experiencia, esperamos que este articulo ayude a otros, ahorre tiempo y evite sorpresas innecesarias.

No Comments Yet.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR